Archivo de la etiqueta: de

Poema de Leider Utria para Barranquilla.

 

A propósito del cumpleaños de Barranquilla, nuestro Editor Leider Utria, les quiere compartir un poema. Ojalá lo disfruten. Y lo comentan.

Felicidades Barranquilla. Que hermoso es ser Caribe y Colombiano.

 

A continuación les dejo con Leider y su texto:

a barranqu(IyA) regresando

mi ciudad es caprichosa,

como toda buena mujer se da sus gustos.

aunque no usa maquillaje de droguería;

se engalana con moneditas

y azúcar en promoción

y ya,

mi ciudad es la misma

yo no

o si lo soy,

dejé de serlo

ahora soy el mismo

o dejé de serlo

o soy ciudad

y dejé de serlo

y ya,

no somos los mismos


Poesías Marcianas y Vespertinas: Charles Pierre Baudelaire.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dante de una época decadente, Charles Baudelaire nació en Paris el 9 de Abril de 1821 y murió en la misma ciudad, París, a la edad de 46 años el 31 de Agosto de 1867. Nombrado poeta maldito por su vida entregada a los excesos, y a la contemplación de la belleza fue una garra desolladora de los valores burgueses que lo rechazaba junto al posterior grupo de escritores nombrados así en el libro de ensayos de Paul Verlaine “Los Poetas Malditos.

A continuación algunos fragmentos de poemas de Baudelaire de su libro las “Flores del Mal”.

Bendición (Poema No. 1)

Cuando, por un decreto de las potencias supremas,
El Poeta aparece en este mundo hastiado,
Su madre espantada y llena de blasfemias
Crispa sus puños hacia Dios, que de ella se apiada:

—”¡Ah! ¡no haber parido todo un nudo de víboras,
Antes que amamantar esta irrisión!
¡Maldita sea la noche de placeres efímeros
En que mi vientre concibió mi expiación!

Puesto que tú me has escogido entre todas las mujeres
Para ser el asco de mí triste marido,
Y como yo no puedo arrojar a las llamas,
Como una esquela de amor, este monstruo esmirriado,

¡Yo haré rebotar tu odio que me agobia
Sobre el instrumento maldito de tus perversidades,
Y he de retorcer tan bien este árbol miserable,
Que no podrán retoñar sus brotes apestados!”

El Vampiro (31)

Tú que, como una cuchillada,
En mi corazón doliente has entrado;
Tú que, fuerte como un tropel
De demonios, llegas, loca y adornada,

De mi espíritu humillado
Haces tú lecho y tu imperio,
—Infame a quien estoy ligado,
Como el forzado a la cadena,

Como al juego el jugador empedernido,
Como a la botella el borracho,
Como a los gusanos la carroña,
— ¡Maldita, maldita seas!

He implorado a la espada rápida
La conquista de mi libertad,
Y he dicho al veneno pérfido
Que socorriera mi cobardía.

Letanías  a Satán (120)

¡Oh tú!, el más sabio y el más hermoso de los Ángeles,
Dios traicionado por la suerte y privado de alabanzas,

¡Oh, Satán, apiádate de mi larga miseria!

¡Oh, Príncipe del exilio al cual se ha agraviado,
Y que, vencido, siempre te yergues más fuerte!

¡Oh, Satán, apiádate de mi larga miseria!

Tú que sabes todo, gran rey de las cosas subterráneas,
Curandero familiar de las angustias humanas,

¡Oh, Satán, apiádate de mi larga miseria!

Tú que, aun a los leprosos, a los parias malditos
Enseñas por el amor el gusto del Paraíso,

¡Oh, Satán, apiádate de mi larga miseria!

¡Oh, tú, que de la muerte, tu vieja y fuerte amante,
Engendras la Esperanza, —una loca encantadora!


Martes de Poesía: *Janeth Gallego.

QUIERO

Quiero caer nuevamente en el lenguaje

Inexpresivo de tus locos ojos,

Quiero saborear arduamente

El palpo juguetón de tus manos muy expertas,

Quiero agonizar con mis oídos sordos

el corazón impaciente por esa llamada que no Llega,

Quiero vivir en la zozobra de perturbar mi tranquilidad,

Quiero coartar tu libertad de picaflor erecto

Quiero eso y mucho mas…

 

 

 

 

 

 

*Janeth Gallego: Fotógrafa profesional y artista plástica en formación, integra el colectivo artístico Femenino Sagrado, es femenino one.


Para Acabar el Año

En estos días recordé la vez que caminando por el centro me encontré a algunos no tan jóvenes, ya conocidos, que inmersos en el mar de las letras buscan destacarse, en esta carrera de las publicaciones, tan mortífera muchas veces. Al igual que yo estaban buscando algunos libros, en las mal-improvisadas librerías donde venden libros de segunda, dónde esos zafiros literarios, con sus mejores acabados, cuestan solamente 2.000 o 3.000 pesos, y a veces un poco más caro. Pero no mucho.

Con los amigos, discurrían conversaciones en torno a algunos proyectos que tienen cabida en la ciudad. Entre otros, se mencionó Bacanal, que es en el que participo, Labra Palabra, Colectivo Caribe, Vía Libre, La Esquina, y otros. Algunos fuera de la ciudad y del país, que nos convocan a través de las redes sociales también fueron comentados.

Al momento de comentar algo, les relataba un encuentro que tuve con un sujeto que me decía:

–          ¡Que va! Esa Bacanal no vale &%$#. Aunque se esfuercen esas cosas aquí no venden.

No negaré que en algún momento esas palabras eran alertadoras y alentadoras, pues es cierto. Los proyectos de corte cultural, sino tienen un soporte económico, pues simplemente se disipan tan rápido como una baratéla de perfume. Y es complicado mezclar los elementos adecuados para tener una fragancia adecuada, que tenga la potencia y el temple de estimulación para su mantenimiento frente a los advenimientos del medio y el tiempo.

Me agradó mucho saber que esos proyectos se han mantenido de alguna forma. A costo de esfuerzo, pues de dinero se carece. Ese trabajo se ha venido realizando a pesar de las desgarraduras, y unificando esfuerzos para el soporte de la expresión artística del Caribe, y de otras partes del país, se mueve la calle, la letra, la música, de la fuerza joven que no se deja arrodillar. Algunos dejan de lado sus esfuerzos para dicha causa, pero otros seguimos trabajando.

De la misma forma como esos pequeños espacios improvisados para vender libros se han mantenido, creo que es posible mantener el arte y otros espacios de cultura en Barranquilla.

Debo decir que estoy contento, más no satisfecho, de la existencia de estos grupos que laboriosamente se dedican a crear espacios de diálogo en torno al arte, incluyéndonos. Crear espacios dónde varios pueden mostrar su talento. Crear espacios para expandir las fronteras del arte en Barranquilla, tan sesgado por lo llamado autóctono.

Les agradecemos a todas las personas que han hecho posibles estos proyectos culturales y artísticos.

A todos los que han apoyado a Revista Bacanal, y también a los que nos han tratado de amedrantar el espíritu. Ambas partes son elementos que nos sirven para discernir los horizontes de este proyecto. De la misma forma, llamamos a los amigos de estos proyectos para unir esfuerzos y seguir con el cometido de llenar a Barranquilla de arte.

Muchas gracias nuevamente, y Felices Fiestas.

Rafael Pedroza,

a nombre del Comité Editorial Revista Bacanal.

C.E.R.B