Archivo de la etiqueta: articulo

Para Acabar el Año

En estos días recordé la vez que caminando por el centro me encontré a algunos no tan jóvenes, ya conocidos, que inmersos en el mar de las letras buscan destacarse, en esta carrera de las publicaciones, tan mortífera muchas veces. Al igual que yo estaban buscando algunos libros, en las mal-improvisadas librerías donde venden libros de segunda, dónde esos zafiros literarios, con sus mejores acabados, cuestan solamente 2.000 o 3.000 pesos, y a veces un poco más caro. Pero no mucho.

Con los amigos, discurrían conversaciones en torno a algunos proyectos que tienen cabida en la ciudad. Entre otros, se mencionó Bacanal, que es en el que participo, Labra Palabra, Colectivo Caribe, Vía Libre, La Esquina, y otros. Algunos fuera de la ciudad y del país, que nos convocan a través de las redes sociales también fueron comentados.

Al momento de comentar algo, les relataba un encuentro que tuve con un sujeto que me decía:

–          ¡Que va! Esa Bacanal no vale &%$#. Aunque se esfuercen esas cosas aquí no venden.

No negaré que en algún momento esas palabras eran alertadoras y alentadoras, pues es cierto. Los proyectos de corte cultural, sino tienen un soporte económico, pues simplemente se disipan tan rápido como una baratéla de perfume. Y es complicado mezclar los elementos adecuados para tener una fragancia adecuada, que tenga la potencia y el temple de estimulación para su mantenimiento frente a los advenimientos del medio y el tiempo.

Me agradó mucho saber que esos proyectos se han mantenido de alguna forma. A costo de esfuerzo, pues de dinero se carece. Ese trabajo se ha venido realizando a pesar de las desgarraduras, y unificando esfuerzos para el soporte de la expresión artística del Caribe, y de otras partes del país, se mueve la calle, la letra, la música, de la fuerza joven que no se deja arrodillar. Algunos dejan de lado sus esfuerzos para dicha causa, pero otros seguimos trabajando.

De la misma forma como esos pequeños espacios improvisados para vender libros se han mantenido, creo que es posible mantener el arte y otros espacios de cultura en Barranquilla.

Debo decir que estoy contento, más no satisfecho, de la existencia de estos grupos que laboriosamente se dedican a crear espacios de diálogo en torno al arte, incluyéndonos. Crear espacios dónde varios pueden mostrar su talento. Crear espacios para expandir las fronteras del arte en Barranquilla, tan sesgado por lo llamado autóctono.

Les agradecemos a todas las personas que han hecho posibles estos proyectos culturales y artísticos.

A todos los que han apoyado a Revista Bacanal, y también a los que nos han tratado de amedrantar el espíritu. Ambas partes son elementos que nos sirven para discernir los horizontes de este proyecto. De la misma forma, llamamos a los amigos de estos proyectos para unir esfuerzos y seguir con el cometido de llenar a Barranquilla de arte.

Muchas gracias nuevamente, y Felices Fiestas.

Rafael Pedroza,

a nombre del Comité Editorial Revista Bacanal.

C.E.R.B


Esperanza en ROJO

El problema no es sólo vivir en un país del tercer mundo, sino vivir en una ciudad de tercera nación. El 24 de septiembre se realizó el estreno “nacional” de la película escrita y dirigida por Rubén Mendoza “La Sociedad Del Semáforo (LSD.S)”, pero lastimosamente los que habitamos en el Caribe no pudimos asistir al delirio, pues las empresas de cine en Colombia como Royal films que cuenta con 12 salas de teatro a nivel nacional, solamente la estrenó en Cali y Medellín. “Cinemark” quién la estreno solo en Bogotá y Medellín, no incluyo las otras 9 ciudades donde tiene teatros; y cine Colombia que la estrenó solamente en Bogotá, Cali y Medellín de las 9 ciudades donde hace presencia esta empresa. Evidentemente ninguna sala del Caribe colombiano, tuvo la suerte de participar en el evento.

Esto puede prestarse para diversas interpretaciones, pero eso se lo dejamos a ustedes. Sólo queda preguntarnos por qué ocurren situaciones como esta, ¿vivimos en un país paiso-centralizado? Si es así, seguramente gran parte es culpa nuestra por permisividad. ¿Acaso en el Caribe como en otras regiones del país no merecemos acceder a estas manifestaciones culturales? O ¿Acaso nos hemos hecho merecedores de estas situaciones por nuestra indiferencia hacia la cultura?
Pues por ahora, sólo podemos conformarnos con el simposio que ofrece la página oficial de LSD.S el cual grita como en un bus urbano “ Raúl Tréllez, dios del mugre, el único, el irreparable, un reciclado enajenado por la terquedad, la libertad absoluta y los caramelos, está empeñado en lograr con sus pocos conocimientos e improvisados dispositivos, que la duración de la luz roja del semáforo pueda ser controlada por él, el tiempo que quiera, para poder montar actos más largos entre malabaristas, lisiados y vendedores ambulantes y otros habitantes de un cruce de calles. En medio del delirio y la fantasía, el halo circense que recubre sus vidas se va convirtiendo en una sinfonía al desespero, a la desesperanza y a la anarquía.” Y la lluvia de noticias que en los diferentes medios se hacen espacio para criticar la película por tecnicismos cinematográficos, por el “eterno retorno que ha tenido el cine colombiano al lugar común de la violencia”* o por simples envidias o para elogiar al director por sus premios nacionales eee internacionales o simplemente por su película. Mientras tanto en la costa seguimos rojo esperanza o más bien con la esperanza en rojo.

Por ahora sólo los podemos dejar con el trailer:

Y la pagina oficial de LSD.S

*Elespectador.com “La sociedad del semáforo’ se estrena este viernes” 23 de septiembre de 2010

Gerardo Vimos
Comité Editorial Bacanal
rockalpatio@hotmail.com